Yoga y Arte

Ajna – El Tercer Ojo – Sexto Chakra

Ajna: Significa “mando, percibir, controlar”.

Este chakra es el centro de mando y control de todas las energías.

Es el chakra de la consciencia consciente y está asociado con la glándula pineal, el tercer ojo.

Se visualiza como un círculo de color lila con dos pétalos, uno a cada lado. Reside en el plano de la austeridad y cuando uno despierta en este chakra la luz forma un aura alrededor de su cabeza.

Derecho fundamental asociado

Derecho a ver y a ser visto

Función

permitirnos ver más allá de las creencias y las ideas con las que vivimos nuestro día a día en este plano material.

Claves

Intuición, Sabiduría, Identidad

Elemento

Luz

Sentido

Visión sutil

Color

Lila o azul índigo

Esencias

Violeta, Menta, Rosa

Cristales

Amatista, Apatita Morada, Azurita, Calcita, Zafiro, Fluorita, Lapislázuli.

Astro

Urano

Simbología

Loto de dos pétalos a los lados de un círculo. Dentro del círculo un triángulo hacia abajo.

Arquetipos

Los arquetipos del tercer ojo son como la representación misma de nuestros dos hemisferios cerebrales. Por un lado, la parte de la razón que se atiene a lo que dicta la lógica y, por el otro, nuestro lado creativo que nos impulsa a adoptar posturas o acciones totalmente nuevas que nos permiten ir siempre más allá. Por lo tanto, los arquetipos son: el Racionalista y el Psíquico.

El Racionalista es el que no confía en sus intuiciones, su sabiduría interior y sus sentimientos. Se ata a una serie de normas que le quitan la posibilidad de dejar volar su imaginación y que cada lo aíslan más de la gente que lo rodean.

El Psíquico es aquel que no reniega de su imaginación ni de su intuición. Tras haber afinado sus habilidades, suele convertirse en un gran artista, un sanador o un terapeuta de gran renombre.

Alimentos

No tiene alimentos asociados, pero sí las drogas psicotrópicas, naturales y sintéticas.

Ubicación

Entrecejo

Elementos anatómicos asociados

Glándula pineal, ojos, frente, ojos, nariz, parte inferior del cerebro.

Órgano/Glándula

Ojos, pineal.

Funciones de la glándula pineal (también llamada epífisis)

Considerada por los filósofos antiguos como la sede del alma, está frente a la glándula pituitaria. Mide aproximadamente 1 cm de longitud y 5 mm de anchura. Sus dimensiones pueden cambiar con la edad, no obstante, a partir del séptimo año de edad esta glándula sufre una progresiva involución.

Existen muchos datos que sugieren que la secreción de la glándula pineal no es constante y que los estímulo adecuados para que se produzca la secreción son los estímulos luminosos, proporcionando de esta forma un “reloj circulante” al organismo; se especula que por ello puede constituir una parte importante de los mecanismos que rigen las actividades cíclicas (sueño-vigilia, etc.)

Hormonas de la glándula pineal

Melatonina: hormona capaz de aclarar la piel, ejerciendo una acción antagonista respecto a la hormona menanófora hipofisaria. Otra acción es la inhibidora del desarrollo de las gónadas.

Adrenoglomerulotropina: hormona que estimula la secreción de la aldosterona.

Cualidades

Intuición, clarividencia, visualización, fantasía, concentración y determinación.

Desequilibrado

Confusión y depresión. Rechazo de la espiritualidad. Demasiada intelectualización.

Bloqueado

Indisciplinado, temeroso del éxito, rechazo espiritual, demasiado razonador, con prejuicios e insatisfecho de la vida.

Abierto en exceso

Excesivamente lógico, dogmático, autoritario y arrogante. Dominado por los deseos materiales y lo emocional. Problemas de vista.

Yoga

Asanas de equilibrio, meditaciones en el tercer ojo, yoga mudra, tratak,

Forma musical

Todos los sonidos que tranquilizan tu espíritu y lo abren, y que evocan imágenes y sensaciones de amplitud cósmica, son adecuados para activar y armonizar el chakra frontal. Donde más fácilmente encontrarás las piezas adecuadas es en la música “Nueva Era”. Pero también algunas músicas clásicas de Oriente y Occidente, en particular de Bach, pueden tener el mismo efecto.

Sonidos binaurales. Música electrónica

Vocal

“I”

Mantra

KSHAM

Descripción

Ajna está ubicado en el tercer ojo, espacio entre las dos cejas. Representa la consciencia consciente, la intuición.

Su simbología viene representada por una flor de loto de dos pétalos a los lados de un círculo que incluye un triángulo con la punta hacia abajo. Los dos pétalos simbolizan nuestros ojos físicos, que ven el pasado y el presente, mientras que el tercer ojo revela la visión del futuro.

La diosa que aparece en el símbolo es mitad Shiva-Shakti, que simboliza la polaridad de base, el lado derecho, regido por el hemisferio izquierdo del cerebro es masculino y el lado izquierdo del cuerpo, regido por el lado derecho del cerebro es femenino.

Cuando Ajna está a tono y equilibrado, nuestro cerebro alcanza todo su potencial, se expande todo el cerebro y psique. Esto lleva a una estabilidad clara a nivel neurológico, llevándonos al consiguiente equilibrio emocional y psicológico.

Como en este estado, se tiene bajo control la respiración y la mente, se mantiene un estado continuo de samadhi en todas las acciones. Pues este chakra abarca todos los planos: el de la consciencia.

En este estado, uno se convierte en una manifestación divina y encarna todos los elementos en su esencia más pura.

El despertar de Ajna otorga la evolución espiritual y el dominio del espíritu sobre la materia. Y su desequilibrio hace que el ser sea incoherente, demasiado intelectual, distraído, olvidadizo, miedoso y racionalista.

La meditación concentrada en Ajna, ayuda a calmar la mente y a desarrollar la intuición, que no es otra cosa que ver la verdad.

Activación del sexto chakra

El tercer ojo se estimula con la contemplación de un cielo nocturno profundamente azul y plagado de estrella. Esta experiencia natural abre el espíritu a la inmensidad y a la infinita hondura de la creación manifestada con sus inconmensurablemente variadas formas de manifestación, y permite vislumbrar las fuerzas sutiles.