Yoga y Arte

Anahata - Cuarto Chakra

Temario >> Estructura energética, nadis, chakras y koshas >> Chakras, los centros de energía >> Anahata – Cuarto Chakra – El Corazón que Florece

Anahata: Significa “el sonido que dos cosas hacen sin tocarse”

Lo puro, lo intacto. Es el chakra central y está situado en el centro del pecho, uniendo los dos triángulos (inferior y superior), el mundo material con el mundo espiritual. Anahata, sede del alma y de la vida, es el chakra de la compasión y del amor incondicional.

Derecho fundamental asociado

Derecho a amar y a ser amado.

Función

Amar (sentimiento que se despierta desde el corazón de desear ser feliz) y compasión (acción que se desarrolla para alcanzar dicha felicidad).

Claves

El amor y la compasión

Ubicación

En centro del pecho, entre las vértebras D4 y D5

Elemento

Aire

Sentido

Tacto

Color

Verde (sanación) y rosa (amor).

Escencias

Rosas, jazmín, pino, nardo, canela

Cristales y Gemas

Cuarzo rosa, turmalina rosa, y verde, jade, esmeralda

Astro

El Sol

Simbología

Doce pétalos de loto rodeando una estrella de seis puntas, que representan el triángulo inferior (materia) y el triángulo superior (espíritu), unidos.

Animal

El antílope negro, se deja llevar por espejismos (cree en la fachada externa de las cosas) y da vueltas buscando su propio aroma a almizcle incluso llegando a morir, el sistema cósmico nos dice que lo que estamos buscando está en nuestro interior.

Arquetipos

El Amante es un individuo magnético, radiante y muy seguro de sí mismo. Se los reconoce en forma muy rápida porque uno se siente instantáneamente atraído por su personalidad.
El Ejecutante es un individuo dependiente que busca en el exterior el amor que supone va a curar sus antiguas heridas. El problema es que tiene un terrible miedo a ser traicionado que le impide disfrutar de sus relaciones afectivas
Alimentación: En el caso de Anahata, la alimentación más indicada es la que está elaborada sobre la base de verduras. En especial, las plantas verdes que captan la energía vital de la luz solar, y que por lo tanto representan el equilibrio entre la tierra, el aire, el fuego (el sol) y el agua.

Elementos anatómicos asociados

Se relaciona con los pulmones y el corazón, el aparato respiratorio, antebrazos, articulaciones 7C-1D, 7D-8D, manos y dedo meñique.

Órgano/Glándula

Timo, paraganglios supracardiacos y corazón.

Funciones del timo

Es una glándula que tiene forma de pirámide cuadrangular de base inferior. Resulta constituido por dos lóbulos, derecho e izquierdo, y está situado detrás de la porción superior del esternón, prolongándose a veces hasta la región baja del cuello.
En proporción, el timo está mucho más desarrollado al nacer que en la edad adulta. Normalmente crece hasta la pubertad, época en la cual inicia una lenta involución y la glándula va siendo sustituida por tejido adiposo. No obstante, en la edad adulta es posible encontrar restos funcionales del órgano involucionado.
Hormonas del timo:
Hormona tímica: Tiene una importancia extraordinaria en el funcionamiento del sistema inmunológico. Se sabe que es capaz de modificar a los linfocitos procedentes de la médula ósea en linfocitos madurados T que son los agentes de una variedad de respuesta inmunológica extraordinariamente eficaz, denominada respuesta celular, que el organismo pone en marcha para luchar contra algunas enfermedades infecciosas (ej.: tuberculosis y cáncer).
Funciones de los paraganglios supracardiacos:
Son un grupo de células cromafines que se encuentran en el punto de bifurcación de la carótida común, en el punto de aparición de la arteria coronaria izquierda.
Hormonas de los paraganglios:
Noradrenalina: Hormona igual a los neurotransmisores. La diferencia es que los neurotransmisores ejercen su acción biológica sólo en el lugar en que son liberados, mientras que las de los paraganglios son vertidos directamente en la sangre.
Funciones del corazón como glándula:
El corazón además de actuar como órgano encargado de bombear la sangre por todo el cuerpo también desempeña la función de glándula.
Existen unas 40.000 neuronas en el corazón, es decir, que este tiene su propio sistema nervioso y funciona como una pequeña fábrica de hormonas. Segrega adrenalina cuando necesita funcionar al máximo de su capacidad, atriopeptina para regular la tensión arterial y oxitocina, la hormona del amor. Todas esas hormonas influyen en el funcionamiento del cerebro, por lo que puede hacerse referencia a un “sistema corazón-cerebro”.
Así la comunicación más directa entre corazón y cerebro se produce a través del sistema nervioso periférico autónomo, el cual está compuesto por dos ramales.
El ramal del sistema nervioso simpático, que se activa cuando estamos en estado de alerta o peligro, liberando adrenalina y noradrenalina para activar la reacción de lucha y huida, acelerando el ritmo cardíaco, o cuando estamos estresados; en ese estado nuestro cuerpo pierde esta armonía, no está sincronizado debido a las emociones negativas (ansiedad, ira, frustración, preocupación) que bloquean el ritmo del latido coherente, aunque no resulta peligroso a corto plazo, esto se traduce en una alteración de la frecuencia cardiaca y un bloqueo a nivel del cerebro y generando constantemente cortisol, la hormona del estrés.
El ramal parasimpático, al contrario, actúa como una especie de freno. Se activa sobre todo con la respiración diafragmática, estimulando el nervio vago, provocando que se liberen neurotransmisores que generan estados de relajación y calma, e inhibe la producción de cortisol y adrenalina, lo que causa una disminución y regulación de la frecuencia cardiaca, facultando las emociones positivas que crean un equilibrio entre el sistema nervioso y el ritmo del corazón.
La forma de activar el sistema nervioso parasimpático y así hacer que el corazón funcione como glándula de bienestar es por medio de la coherencia cardiaca, con lo que se consigue un estado en el que la frecuencia del latido es regular y presenta una alternancia armoniosa. Las diferentes ondas que este genera se encuentran sincronizadas, siguiendo una frecuencia, forma y amplitud determinadas que forman un patrón repetitivo, ordenado y predecible.
La coherencia cardiaca influye en el ritmo fisiológico, la respiración y la tensión arterial se sincronizan rápidamente con el ritmo cardiaco, así como el sistema endocrino y nervioso, lo cual se conoce como coherencia cruzada. Cuando los principales sistemas de nuestro organismo están sincronizados y armonizados, se hace referencia a un estado de coherencia psicofisiológica.
Mejora la capacidad de atención, concentración y procesamiento de la información. El estado de coherencia permite que el cerebro funcione de manera más rápida y precisa. Las preocupaciones te abandonan, logras concentrarte mejor y las ideas fluyen de manera natural y sin esfuerzo.
Reduce el estrés y la fatiga. El estrés activa el sistema simpático desencadenando una serie de reacciones a nivel fisiológico que alimentan la ansiedad y las preocupaciones. De hecho, se ha apreciado que, al cabo de un mes de práctica de las técnicas de coherencia cardiaca, el nivel de cortisol disminuye notablemente.
Facilita la autorregulación emocional. Cuando pones fin al caos fisiológico, te sentirás mejor automáticamente. El sistema parasimpático genera una serie de neurotransmisores que te hacen sentir tranquilo, lo cual te ayudará a lidiar mejor con las situaciones difíciles manteniendo tus emociones bien gestionadas lo que mejora el bienestar subjetivo, la satisfacción con la vida y la autogestión emocional.
Estimula la resiliencia y la adaptación en contextos complejos. La coherencia cardiaca facilita la adaptación a todo tipo de imprevistos. Cuando tu fisiología se encuentra en un estado de equilibrio óptimo, tu mente se muestra más abierta y podrás encontrar las soluciones adecuadas con más facilidad.
Mejora la calidad del sueño al generar un estado de paz, relajación y tranquilidad que ayuda a combatir el insomnio, logras conciliar el sueño con rapidez y te despiertas más descansado.
Fortalece el sistema inmunitario. Un estudio realizado en el Instituto HeartMath de California descubrió que las inmunoglobulinas A, que son la primera línea de defensa del organismo contra los agentes infecciosos, caen cuando nuestro organismo entra en caos, pero su producción se incrementa y mantiene hasta seis horas después de practicar la coherencia cardiaca.
Se incrementa los niveles de DHEA, conocida como la “hormona de la “juventud”, pues retarda el envejecimiento, alarga la esperanza de vida y mejora el rendimiento físico.
Cualidades:
Compasión, amabilidad, perdón, servicio, amor. Transformación y despertar de la consciencia espiritual.

Desequilibrado

Dolor, apego, cerrado al exterior, fácilmente herido, dependiente de amor y afecto de los demás. Miedo al rechazo. Sin corazón.

Bloqueado

Se siente indigno de recibir amor. Cerrado a recibir amor. Le incomoda la ternura y la dulzura.

Abierto en exceso

Posesivo, ama condicionalmente, tendencia al dramatismo. Vulnerable y dependiente de amor y afecto de los demás. Daría amor, pero se lo guarda por miedo a ser rechazado.

Nota Musical

Fa

Sonido

YAM

Mantra

Om mani padme

Descripción

Anahata es el punto de equilibrio en el cuerpo entre el flujo de la energía del cielo (el padre) y la energía de la Tierra (la madre).
Los tres chakras inferiores representan el cultivo y la maestría de la vida en la Tierra. Una vez que se activa la energía de estos chakras inferiores, podemos utilizarlas a beneficio de nuestro más amplio sentido de ser. Por otro lado, los tres chakras superiores son la conexión con las energías sutiles y nos abren a la experiencia más allá del mundo material.
Una vez que las dos corrientes de energía se juntan en el corazón, el chakra anahata nos abre a la experiencia de los sentimientos;
El amor, que es la emoción que nace al desear desde el corazón ser feliz.
La compasión, siendo esta la emoción que nos conduce a realizar aquellas acciones que nos lleven a la felicidad.
Los hilos energéticos se abren desde el corazón al resto de lo chakras y todas las acciones así que realizaremos desde el momento de conectar con nuestro corazón en adelante estarán impregnadas de amor (cuidar el cuerpo, la alimentación, el disfrute, la sexualidad, las amistades, las palabras, los pensamientos…) realmente esta es la llave de la felicidad.
Así, una vez que hemos experimentado estas emociones hacia nosotros mismos, el corazón se abre más, experimentando estas emociones también hacia los demás, tomando conciencia y haciéndonos uno en el ir del “yo al nosotros”.

Prácticas de Yoga

Bhakti yoga.
Pranayama
Posturas de extensión en general, así como las de rotación y de apertura de hombros.
Bhujangásana (la cobra), Matsyásana (el pez), el camello (Ustrasana), la paloma (kapotasana), el gato-vaca, rotación sentados (Matsyendrasana), el discípulo (Chelasana), perro boca abajo (adho mukha asana).

Ejercicios físicos

Los ejercicios respiratorios del Pranayama combinados con bandas (llaves energéticas) para gestionar el prana:
Respiración completa: inspirando a través de la nariz, llenado primero el abdomen, pecho y por ultimo las clavículas; retener con los pulmones llenos de oxígeno y energía y espirar lentamente en el mismo orden, expulsando bien todo el aire.
Respiración alterna, tapando alternativamente los orificios de la nariz, inspirar lentamente por uno y a continuación espirar suavemente por el otro.
Aperturas pectorales de todo tipo: previamente realizar con los brazos estirados molinos, girando las caderas a derecha e izquierda y después llevar los dos brazos hacia atrás al inspirar, juntando los omóplatos y abriendo el pecho todo lo posible.
Tumbados con un apoyo en la espalda (almohadón, taburete, pelota) arquear la columna vertebral lo máximo posible visualizando cómo se abre el chakra corazón, inspirando como si absorbieras el aroma de una flor situada en el pecho.

Ejercicios psíquicos

Analiza cómo estás de amor.
Se consciente si odias a alguien, estás enfadado o resentido, y fíjate como estas emociones son más perjudiciales para ti que para la persona hacia la que las experimentas.
Antes de amar a los demás es imprescindible que te ames a ti mismo, entiende que no se puede dar nada si no se tiene previamente.
¿Qué te reprocha tu crítico interior? Si lo hace frecuentemente, dile amablemente que deje de hacerlo cuantas veces sea necesario; persiste y persevera en este ejercicio, y conseguirás dominarlo; al fin y al cabo, tú eres quien manda.

Activación del cuarto chakra

Cualquier paseo silencioso por la naturaleza verde e intacta armoniza todo nuestro ser a través del chakra cordial. Cualquier flor transmite el mensaje del amor y de la alegría inocente y deja que florezcan en nuestros corazones las mismas cualidades. Las flores rojas son particularmente adecuadas para activar suavemente y curar las energías del chakra cordial.
Un cielo teñido de rosa con delicadas formaciones nubosas eleva y ensancha el corazón.