Yoga y Arte

Ejercicio 2 - El movimiento de la barca

Temario >> Pranayama >> Ejercicio 2 – El movimiento de la barca

Estírate sobre la espalda, con las rodillas dobladas y juntas, los pies separados, las piernas relajadas y las manos cruzadas detrás de la cabeza.

Inspira llenado el tórax, con los codos bien pegados al suelo.

Espira por la nariz levantando la cabeza, mientras los codos se dirigen hacia los muslos.

Relaja la cabeza y los brazos en el suelo, a lo largo del cuerpo y dejaremos llegar la respiración espontánea, que escuchare-mos.

Repite cinco veces el ejercicio.

Cuando este movimiento te resulte familiar, pasa a la segunda fase, que es la profundización de la espiración.

Tras la tercera repetición, empuja con las manos un poco hacia delante, espirando ahora por la boca.

Observa cómo has expulsado una pequeña cantidad de aire que quedaba en los pulmones.

Vuelve al suelo y respira espontáneamente.

Tras el ejercicio, normalmente, podrás percibir la producción de una respiración profunda y liberadora; si esto no ocurre de forma inmediata, comprueba si, una vez acabado el movimiento, has relajado completamente los brazos y la espalda sobre el suelo o si has mantenido las tensiones musculares en esta zona, lo que impediría la apertura normal de la respiración.