Yoga y Arte

Relajación Guiada – Pirámide de Sanación (sonido 8D)

https://youtu.be/6ycDGrgQ6z8

Me veo de pie en una preciosa pradera de hierba, con pequeñas flores blancas y un cielo azul limpio y luminoso.

El sol brilla nutriendo de vida toda la naturaleza que me rodea.

Puedo ver un bosque cercano, oigo el sonido de un riachuelo cercano y absorbo el aroma de las flores, mientras escucho el canto de los pájaros.

Delante mí se encuentra una majestuosa construcción, es una preciosa pirámide de paredes de cristal que dejan pasar los rayos a su través, llenando de luz su interior. 

Me decido a pasar dentro de esta gran pirámide por una puerta situada frente a mí, rodeada de vegetación.

Al avanzar me encuentro en el interior de esta magnífica construcción empiezo a sentir la gran energía que hay dentro y que todo lo impregna.

Miro a mi alrededor y veo como esta energía entrando a través de las paredes de cristal crea una atmósfera maravillosa.

Es una energía pura de sanación y me voy sintiendo cada vez mejor, en calma.

Aprovecho para respirar profundamente llenándome de esta maravillosa energía.

Al mirar hacia arriba veo que la punta de la pirámide absorbe la poderosa energía del cosmos que desciende en forma de rayo de luz directamente a una amplia piscina que hay en el centro.

La piscina está excavada en la Tierra, nutriendose así de la energía creadora del planeta.  

El agua es tan cristalina que invita a bañarse, y sin dudarlo me introduzco en el interior de la misma por unas escaleras talladas en el suelo por las que me voy entrando lentamente en el agua.

La temperatura es perfecta, mojo mis pies, piernas, cuerpo, juego con mis manos sobre el agua y me sumerjo completamente, sintiendo como la energía que hay en el agua va penetrando por cada poro de mi piel.

Todo mi cuerpo se va impregnando de esta luz, sanando mi piel, músculos, tejidos, órganos y huesos.

Llegando a cada una de mis células, que se van llenando de esta energía sanadora, y veo como se ilumina todo mi ser, sanando, fortaleciéndose y rejuveneciendo.

Mis emociones se sanan, me siento maravillosamente bien, disfrutando de esta experiencia.

El miedo se diluye en el agua y se transforma en claridad, llenándome de amor. 

Mis pensamientos se vuelven positivos, todo es perfecto en este mismo instante y siento una gran claridad mental que me llena y resuelve todas mis dudas y oscuridades.

Todo el dolor físico, emocional y mental sufrido años atrás se va quedando en el agua de la piscina que se limpia inmediatamente con la energía sanadora, purificandome a cada respiración.

El futuro se me presenta como un espacio de posibilidades maravillosas.

Me siento feliz.

Me quedo aquí disfrutando de este regalo, fuente de vida y sanación, respirando en plenitud.

Pirámide de sanación