Yoga y Arte

Respiración Abdominal o Budista

Esta respiración consiste en intervenir voluntariamente prolongando la respiración, creando un mayor descenso del diafragma (aparente dilatación abdominal) durante la inspiración y una mayor retracción durante la espiración.

El movimiento debe ser exclusivo de la zona abdominal. Para controlarlo colocar las manos sobre dicha zona, percibiendo el movimiento de ascenso y descenso e ir ampliando progresivamente el movimiento respiratorio, respetando la lentitud.

Este tipo de respiración se denomina respiración “fan tong”, o respiración de regreso a la niñez, porque es profunda, suave y natural como la de un niño.

Practicada durante diez minutos tres veces al día, en un mes se consigue reanudar la respiración abdominal que realizabas cuando eras un bebe.

Al practicar debe observarse una regla importante: no contener la respiración.

La respiración debe ser uniforme, natural y cómoda.

Llevar ropa ajustada al abdomen, sentarse en una silla o tumbarse boca abajo son prácticas no recomendables para la práctica de la respiración y para el mantenimiento de la salud.

Practicar este tipo de respiración aporta distintos beneficios:

  • Masajea los órganos.
  • Estimula los músculos abdominales.
  • Aumenta la eficacia del flujo de Ki desde los riñones al dan tien inferior.