Yoga y Arte

Savâsana – Postura del cadaver

  • sava = cadáver
  • āsana = postura

Nombre: postura del cadáver o postura de relajación

Categoría: relajación

Dificultad: principiante

Savâsana, así como algunos asana sentados mantienen el equilibrio entre la relajación y la meditación (dos componentes clave del yoga) mediante la entrada equitativa de estímulos físicos .

Savâsana es la postura ideal para la relajación final, según cada situación, propuesta y nivel de los alumnos, es ofrecida como postura de compensación, así como para realizar el yoga nidra. También puede ajustarse para la toma de conciencia inicial dependiendo del nivel de práctica del alumno.
Debemos aprender a ajustar esta postura con mucha atención procurando que todo el cuerpo permanezca inmóvil y, sobre todo, cómodo.

Instrucciones

  • Dejamos el cuerpo tumbado hacia arriba descansando sobre la tierra.
  • Las piernas abiertas ligeramente separadas, así relajamos la parte baja de la espalda.
  • Los brazos descansan a los lados del cuerpo con las palmas de las manos hacia arriba, abiertas al cielo.
  • Los omóplatos bajan cómodamente, descansando uniformemente sobre la tierra.
  • La nuca se alinea cómodamente con la espalda bajando un poquito la barbilla.
  • Soltamos las mandíbulas permitiendo que la boca quede ligeramente abierta.
  • Sentimos como la cabeza descansa en el suelo, buscando una posición cómoda.
  • Observamos el cuerpo comenzando desde los pies y subiendo hasta la cabeza…
  • Soltamos y relajamos cada músculo con cada espiración…
  • Los ojos están cerrados, con la mirada hacia adentro.
  • Todo está relajado.
  • Llevamos la respiración al abdomen, consciente, relajada y profunda.

Beneficios

  • Calma el cerebro y ayuda a aliviar el estrés y la depresión leve. 
  • Relaja el cuerpo. 
  • Reduce el dolor de cabeza, la fatiga y el insomnio. 
  • Ayuda a bajar la presión arterial.

 Contraindicaciones

  • Lesiones o molestias de espalda en la zona lumbar.
  • Embarazo: Levantar la cabeza y la zona lumbar con un cojín.